Trabajadoras de Microsoft protagonizan su propio #MeToo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una cadena de correos electrónicos revela historias de discriminación laboral y acoso sexual compartidas por empleadas de la empresa Microsoft y dadas a conocer el pasado jueves por el sitio Quartz.

Ese portal revisó más de 90 páginas de e-mails que comenzaron el 20 de marzo pasado, cuando una empleada pidió consejo a otras colegas sobre cómo ascender laboralmente dentro del consorcio fundado por Bill Gates, después de haber pasado seis años en el mismo puesto sin posibilidad de avance.

Esta primera comunicación detonó una serie de respuestas en las que se compartieron historias de culturas laborales tóxicas comunes en Sillicon Valley, como ha sido denunciado en otros gigantes tecnológicos tipo Google y Uber.

Así, Quartz documentó en esas comunicaciones privadas acusaciones que incluyen recurrentes comentarios sexistas durante viajes de trabajo, hasta reglas no escritas que limitan la participación de las mujeres a tomar notas de reuniones, apartar salas de conferencias, y hacer reservaciones para cenar, a pesar de tener preparación técnica.

De acuerdo con Quartz, un portavoz de Microsoft verificó que la principal ejecutiva de recursos humanos de esa compañía estuvo enterada del contenido de esas denuncias e incluso respondió a ellas.

Los testimonios dieron cuenta del enorme enojo colectivo por el clima hostil contra las mujeres en esa empresa, aunque consideraron también que la discusión era empoderadora. Un nuevo #MeToo maduró dentro de los buzones electrónicos.

En uno de los correos, una trabajadora de Microsoft relata que durante un viaje de trabajo un ejecutivo amenazó con matarla si ella no accedía a peticiones de tipo sexual. Al denunciarlo ante recursos humanos, el gerente de esta área le dijo que sólo se trataba de un coqueteo y que debía superarlo, además de que no habría pruebas y que se trataba de un directivo de una firma asociada, sobre la cual Microsoft no tenía control directo. Por tanto, no podían hacer nada.

De acuerdo con Quartz, Kathleen Hogan, jefa de recursos humanos de Microsoft, respondió el 29 de marzo, después de que se acumularon decenas de correos electrónicos en la cadena.

La ejecutiva dijo que había planteado el problema al equipo de liderazgo principal de la compañía y que personalmente analizaría los reclamos que inicialmente fueron pasadas por alto por empleados de menor jerarquía de recursos humanos.

“Estamos consternados y tristes de escuchar acerca de estas experiencias. Es muy doloroso escucharlas y saber que cualquiera se enfrenta a este tipo de comportamiento en Microsoft. Debemos hacerlo mejor “, escribió Hogan, quien prometió hacerse cargo de la situación.

Tras la revelación de Quartz, el tema fue abordado el mismo jueves en la reunión mensual que el CEO de Microsoft, Satya Nadella, sostiene con trabajadores de la compañía, reportó Wired.

Según uno de los empleados que asistió a la reunión —en la que habrían participado unos 100 colaboradores de la compañía—, Nadella se mostró empático y expresó tristeza y decepción.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.