Investiga EU si los síntomas de sus diplomáticos en Cuba lo causó un virus

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Administración de Donald Trump estudia si un virus pudo ser el origen de los problemas de salud sufridos por 24 de sus diplomáticos en Cuba, según indicó hoy un alto funcionario del Departamento de Estado en el Senado estadounidense.

Bajo la presidencia del senador republicano Marco Rubio, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado celebró una audiencia sobre los presuntos ataques, cuyo origen se desconoce y que, según el Gobierno estadounidense, tuvieron lugar entre finales de 2016 y agosto de 2017.

Todd Brown, director adjunto de Seguridad Diplomática, indicó durante la audiencia que, aparte de la posibilidad de ataques acústicos, se están considerando otras posibilidades, y citó entre ellas un ataque “viral”, es decir, que alguien deliberadamente infectara a los estadounidense con un virus.

“Los síntomas acústicos podrían ser parte de otro ataque”, dijo Brown. “Hay una variedad de cosas que los expertos técnicos están mirando”.

Es la primera vez que la Administración norteamericana admite no estar segura de que los síntomas de sus diplomáticos se deban a un ataque acústico.

En la audiencia testificó también el subsecretario de Estado en funciones para Asuntos del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, y el director médico del Departamento de Estado, Charles Rosenfarb.

A preguntas de Rubio, uno de los mayores críticos de la política de deshielo con Cuba que implementó el presidente demócrata Barack Obama, Brown dijo no poder garantizar que los diplomáticos estadounidenses puedan estar seguros en Cuba ya que no se sabe qué causó los síntomas.

Palmieri insistió en que es difícil creer que los ataques ocurrieran sin que el Gobierno de Raúl Castro lo supiera y recordó que tanto el presidente Trump como el secretario de Estado, Rex Tillerson, han asegurado que el Ejecutivo cubano “tiene responsabilidad en ellos”.

La audiencia, que duró en torno a una hora y cuarto, se celebró después de que hace unos días se filtrara a medios estadounidenses un informe del FBI según el cual no se han encontrado evidencias de un ataque acústico.

Estados Unidos asegura que desde noviembre de 2016, 24 diplomáticos que trabajaban en Cuba y familiares han sufrido alteraciones en su estado de salud por unos ataques de origen desconocido que les han causado síntomas como pérdida de audición, mareos, zumbidos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultades para dormir.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.